Seleccionar página

Así se denomina al lugar que una marca ocupa, o que aspira a ocupar, en la mente del consumidor. Toda empresa o negocio desearía que fuera un lugar positivo y privilegiado en la mente de su target pero, ¿cuál exactamente? ¿De qué factores depende alcanzarlo? Ya lo sabrás.

A continuación veremos cuáles son los pasos necesarios para definir una estrategia de Posicionamiento acorde para tu empresa. Además veremos los distintos tipos de acciones necesarios para lograrlo. ¡Presta atención!

Paso 1: Define tu mercado objetivo

El primer paso será definir con claridad el mercado objetivo al cual orientarás tu producto. Conociendo bien a tu target podrás identificar la mejor forma de posicionar tu marca ante él. 

Paso 2: Realiza un análisis de situación

Dentro de tus posibilidades, procura obtener la mayor información posible acerca de ese nicho de mercado. Para esto puedes recurrir tanto a fuentes de información primarias (generadas a partir de investigaciones de mercado y otro tipo de relevamientos propios) como secundarias (información estadística y de mercado provista por terceros).

Paso 3: Definir el tipo de Posicionamiento

A partir de la información propia y de mercado que has obtenido, podrás determinar la estrategia de Posicionamiento adecuada para tu marca y luego definir la estrategia de comunicación más conveniente para conseguirlo.

Aquí te presentamos los principales tipos de Posicionamiento por los que puedes optar:

Por ventaja diferencial

Si tu producto o servicio posee alguna característica que lo diferencia fuertemente de sus competidores, orienta tus esfuerzos de Marketing y comunicación a asociar dicho atributo con tu marca.

Un ejemplo de este tipo de Posicionamiento son los microprocesadores Intel y su campaña Intel Inside orientada a marcar la diferencia con otros procesadores. Puedes leer más sobre este caso aquí.

Por precio

Si percibes que el mercado (o un segmento de él) demanda precios más bajos y estás en condiciones de ofrecerlo, tu estrategia de Posicionamiento debe aspirar a que el consumidor asocie tu marca con los mejores precios.

Posicionamiento múltiple

Las grandes multinacionales con presencia global y una amplio portfolio de productos y marcas suelen aplicar más de una estrategia de Posicionamiento, adaptándola a cada producto y segmento al que se orientan.

Por ejemplo, existen empresas cerveceras que ofrecen diferentes tipos de producto a múltiples segmentos (cervezas negras, cervezas light, cervezas Premium, cervezas económicas) y por lo tanto orientan sus estrategias de Marketing y comunicación para cada caso puntual.